lunes, 9 de agosto de 2010

Educación y Medios

Mi amiga July C. planteó su inquietud sobre una materia que se llama Educación y Medios, y le interesan opiniones sobre las llamadas "nuevas tecnologias", pero no solo en la educación sino en la vida en general.


Considerando que, con lo que sé podría escribir un librito, y con lo que ignoro llenaría varias bibliotecas, esbozaré mi punto de vista.
  • Tema 1: Educación:
El modo de enseñar cambió -y sigue cambiando- porque los funcionarios del Ministerio (como casi todos los funcionarios) son ineptos. Antes se explicaba la NECESIDAD de tener un conocimiento, y con ello se incentivaba la curiosidad del alumno. Hoy se obliga a saber las fórmulas o el procedimiento, sin explicitar para que sirven.
En historia padecimos profesores que nos obligaban a aprender de memoria (o hacer un "machete" con) fechas, nombres y otros datos sin explicarnos las RAZONES ni cuestiones políticas de las epopeyas.

Anécdota real en la ENET Nº1 "Enrique Mosconi" de Quilmes, a dos meses de iniciado el año lectivo:
El Ingeniero Juan Carlos Casabona (excelente profesional y persona) terminó su cátedra sobre trigonometría con el consabido "¿Quien no entendió?".
Levanté la mano:
- ¿Que no entendió, alumno?
-Para serle franco... de principio de año hasta acá, nada.
- ¿Quien puede repetir lo que he explicado?
Mis compañeros se escondían bajo los pupitres.

Guardó sus bártulos en el portafolio, dijo un "Buenas tardes" y se retiró del aula.
Faltó las dos clases siguientes, y soporté humillaciones y agresiones de los otros discípulos.

En la tercera, reapareció, me miró y dijo...
- Veamos... ¿Que es lo que no se entiende?
Me puse de pié como correspondía (¡y corresponde!) y contesté:
- Para que sirve el seno, coseno y tangente...
- Bueno. Supongamos que le pidiera medir el obelisco. ¿Como lo haría
Me agrandé, y con mis 15 años, dije:
- ¿Con que elementos cuento?
Contrariamente a lo que esperaba, me dijo:
- ¿Que necesita?
- La llave para ingresar, por la escalinata interna, hasta arriba.
- Concedido. ¿Que más?
- Un listón para apoyar en la punta, un nivel y una cinta métrica hasta el suelo.
- Bien. Ahora debe medir una montaña, sin hacer un túnel ni perforarla.
- ¿...?
- Tome asiento. Lo obtiene con un teodolito y la aplicación de las funciones trigonométricas.

Nos despertó la curiosidad y estudiamos con ahínco tal, que todos salimos expertos en esa materia.
  • Tema 2: Tecnología
Hoy vivimos aferrados a los artefactos. El ordenador (computadora), teléfonos móviles y televisores, reemplazaron al contacto real entre amigos.
Ningún artefacto es bueno o malo por si mismo. Depende el uso que se les dé. Ese es el quid de la cuestión. Un revólver puede usarse para atacar o para defender. El teléfono es útil para comunicarse, pero nos desquician con llamadas ofertando lo que no precisamos, a cualquier hora.

Una computadora nos facilita información y conocimientos, pero usada con juegos agresivos que no incitan a pensar, es deformante. Muchos pasan horas con los video juegos "combatiendo y matando" por diversión (?).
El chateo por msn, en charlas banales y sin sentido, nos impide analizar gestos y/o silencios de nuestro interlocutor; y escribiendo "kmo ands?" le hacemos un flaco favor al idioma. Ídem celulares.
La TV es un excelente método audiovisual, pero ¿que nos ofertan las teledifusoras?
Programas basura, violencia callejera, culos, personajes mediáticos, farándula y violentas peliculas yankies ocupan el 95% del tiempo, y hay que agregarle la publicidad desquiciante que nos trata como compradores compulsivos.
En ese entorno se crían los chicos y jóvenes.

¿Cuándo se debe empezar la instrucción?
Una madre preguntó al especialista:
–¿Cuándo debo comenzar a enseñar a mi hijo?
–¿Cuándo nacerá el niño?
–¿Nacer? –respondió la mujer, ¡ya tiene cinco años!
–Estimada señora –respondió– lleva usted cinco años de retraso.

Conclusiones:
El respeto en el aula, se extravió junto al axioma "Si debes enseñar algo a alguien, primero enseñale a obedecer, y luego aprenderá lo que tu quieras", citado en Nuestro modo de vida.
La exaltación de un campeonato mundial de fútbol, genera más conocimiento sobre Maradona o Messi que sobre accidentes geográficos o historia.
Padres que no disponen de tiempo para sus hijos...

Contra esto deben lidiar los docentes.

¿Me equivoco? Hay otros motivos, sin duda.

Todas las opiniones -coincidan o no- son bienvenidas.

Textos relacionados:
Educación Siglo XXI
Deserción cero
Nuestro modo de vida
CASO Nº271: CASABONA Carlos María

12 comentarios:

LauraGalletita dijo...

No conocía a este blog, Quijote!
Interesante tema de discusión... y sabés, hay muchísima controversia en "cómo", "cuales" y "por qué" se enseñan los contenidos que se enseñan. Estas discusiones son las que más surgen en las reuniones y en sala de profesores. Las opiniones son variadas y con tantos matices como docentes.
Cuando decís que el modo de enseñar cambió estás generalizando en cierto modo. Yo creo que todos los docentes somos diferentes (si me disculpan la involuntaria rima). Algunos, como bien decís, no explican para qué sirven los contenidos que presenta, y te voy a ser sincera diciéndote que es una pregunta que genera lo peor de mi. Cuando un alumno me dice "y a mi para qué me sirve conocer la proporción áurea, o los colores complementarios, o el pentagrama y las notas?" en el fondo creo que es una pregunta que busca incomodar... y lo logra! Pero la respuesta es una: Para tener un mayor conocimiento... salvo que quieras poner un kiosquito y tu único objetivo de la vida sea que la guita alcance. Con el kiosquito te va a ir bien... pero si en tu corazón sentís que con eso no alcanza, que necesitás que se vayan abriendo caminos y que sólo el conocimiento tiene ese poder, bueno! estamos haciendo lo que corresponde: alimentar a la inteligencia, al conocimiento y a la superación. Aprenderse las fórmulas, de memoria con versito o invocando a Pitágoras, al fin y al cabo sirven, sólo si entendiste que es el único camino que te aleja cada vez mas de la mediocridad.
Si el pibe no entiende eso, sólo queda esperar... uno no puede combatir con una orquesta de imbéciles que bombardea desde los medios, y desde su entorno, mientras con nosotros están nada más que un par de horas. La paciencia es lo único que queda, y el talento y el carisma si es que se tiene suerte, nos ayudan muchísimo.

Un abrazo!

Luis Quijote dijo...

LauraGalletita:

Dentro de la generalización que hago, rescato con nombre y apellido solo a uno de esos profesores a quienes recordamos toda la vida.
Y, obviamente, padecí de los otros (de los que no daría nombres) que nos enseñaron a odiar las materias que "enseñaban".
La profe de Castellano que disfruté (estuve enamorado de ella sin que jamás se haya enterado) durante tres años, nos planteaba a menudo que nuestro modo de expresión podía ABRIRNOS o CERRARNOS puertas en nuestro futuro.
Si conmigo (poca diferencia con un asno), logró lo que logró, es porque era una excelente educadora.

Y en esa época no había "Perfeccionamiento docente". Jajaja.

¡Ya te dí pié para refutar!

¡Bienvenida! y gracias por comentar tan rápido.
Los comentarios inter-blogs son una maravilla; y contigo... ¡Excepcionales!

Anónimo dijo...

me gusto lo de despertar la curiosidad
despues que escriba la citada july c (existe o es invento?), volvere

el blogg esta interesante

mariano canepa

LauraGalletita dijo...

Que linda charla que se va dando, che!
Tengo que admitirte que tuve muchísima mas suerte que vos, en cuanto a los docentes que tuve, por lo menos en la secundaria. Creo que me sería mucho más fácil contar a los malos, que a los que me dejaron algo bueno! Estudié Bellas Artes junto con el bachillerato, y todo el ambiente escolar era así de bohemio, inquietante intelectualmente, y embebido con la creatividad. Hasta te diría que algunos de los mejores docentes y más excéntricos estaban en el área de bachillerato, y no de las artes! ("estaban todos locos", pensarás, y te daré la razón jajaja) y no es que los artistas hayan sido ortodoxos en algo... sino, mas bien hubo un enorme compromiso con la enseñanza que se veía patente dentro de las aulas.
También creo que es una condición innegociable que los alumnos tengan aunque sea algún interés en estar allí... yo siempre parto desde esa premisa "chicos, si están aquí es por algo! Aprovechemos este momento y salgamos mejores de lo que entramos, si no sentimos eso, no sirve para nada"

Un abrazo!

Leandro R.B. dijo...

Respuesta a LauraGalletita:

Coincido contigo querida Laura en que es bueno "alimentar a la inteligencia, al conocimiento y a la superación" aunque sea como vos decis por "las fórmulas de memoria con versito o invocando a Pitágoras", aunque al fin y al cabo de nada me serviria que el alumno (futuro ser humano) sepa todo lo anterior pero que no sepa para que, como o donde utilizarlo, y lo que tendriamos como resultado es al futuro kiosquero ya mencionado por vos pero con la diferencia que sabria cosas que no tiene la menor idea de para que son.

LauraGalletita dijo...

Hola Leandro, un verdadero gusto!

Yo creo fírmemente que los conocimientos no tienen por qué tener una razón directa. Creo que el conocimiento vale por lo que es en sí mismo. Es válido intentar justificar que alguna utilidad tienen ciertos contenidos puntuales, pero no como fin último. Vaya que soy amante de la matemática y las "ciencias duras", y por ese motivo planteo esta pregunta:
De qué me sirve saber sobre el conjunto de los números C? (complejos, imaginarios) Sólo para resolver la raíz cuadrada de -4? Si todo lo que aprendemos tuviera que tener una aplicación en la vida real, nos alcanzaría con un par de operaciónes, con tocar acordes de 1ra, 4ta y 5ta, y con hacernos entender, mas o menos aceptablemente. Pero no. Yo apuesto al conocimiento sin motivos. Porque si. Porque el resultado de enriquecernos, si intentamos delucidarlo como algo directo y lineal nos quedamos sólo en la superficie.
Creo que se vendió con demasiada aceptación la idea de que "hay que saber para qué" Si uno enseña hidrografía de España, tiene que encontrar una manera de justificarlo. Si uno enseña la serie de Fibonacci tiene que explicar para qué sirve...
Y vuelvo sobre la misma idea: sirve para ser menos mediocre que antes.

Le mando un abrazo!
:D

Anónimo dijo...

Hola a todos! Soy July C. Cómo siempre Luis, un honor intercambiar ideas con vos y tus contactos. Te envié mi mail sabiendo que vos ibas a responder a mi propuesta y me ibas a ayudar a pensar un poco mas acerca de esta compleja relación entre educación y medios.
Primero, Laura, debo decirte que coincido en muchos de los puntos que planteas. Qué dificil es pensar la relación entre docente, alumno y conocimiento sin llegar a los extremos. Quizás en primera medida deberiamos dejar de pensar en términos maniqueos del bien y el mal, de lo blanco y de lo negro.. y empezar a pensar en escalas de grises. Los procesos de enseñanza son complejos y es difícil arribar a un modelo único o a una propuesta unificada de "como enseñar". Considero que es muy importante motivar a los alumnos, que es importante mostrarles lo útil que es el conocimiento. Pero también reconozco, como dice Laura, que no podemos estar todo el tiempo "justificando" cada tema que damos; ya que muchos conocimientos son pasos previos necesarios para alcanzar mayores o porque son cuestiones que nos permiten ejercitar las neuronas y mantenerlas en movimiento. Por otro lado, considero que la tarea de la educación escolarizada deberia ser no tanto la de transmitir conocimientos como la de enseñarnos a aprender; pero con esto no quiero decir que la escuela debe vaciarse de contenidos, muy por el contrario, debemos demostrar que solo con esfuerzo y con conocimiento se logran las cosas que "valen"--> "Estudiar es un trabajo difícil".
Ya me extendi mucho, pero unas últimas palabras quiero decirte Luis respecto a uno de tus comentarios. Si hay algo que yo valoro como alumna y que me gustaria trasmitirlo como docente es el amor que algunos profesores demuestran por la materia que estan dando. Tengo el honor de encontrar cada tanto a alguno de esos profesores, y es una satisfacción enorme porque en estos tiempos en los que parece que a los seres humanos todo nos da lo mismo, que no expresamos ideas ni ideologias, que no nos apasionamos por otra cosa que no sea la selección argentina; aparecen estas personas, apasionadas por socializar lo que saben y conocen del mundo, y nos transmiten ese amor por lo que dan.. y nos despiertan el interes por conocer. Creo que eso es algo grandioso, y ese amor por lo que se hace no puede reempazarse ni con el uso del último intrumento tecnológico.

Muchas gracias por su atención!!

Ya ves Mariano, sí existo. Un gusto Laura, Mariano, Leandro y Luis.. intercambiar ideas con ustedes.

Un beso,
July C

Luis Quijote dijo...

Discusión con MI hijo (17 años estudiante en Escuela de Enseñanza Técnica).
- Reparé la máquina de coser de la abuela. ¿Querés saber como?
- No. Nadie usa esas máquinas.
- Son mecanismos adaptables a otros usos.
- No.
- ¿Porqué no?
- No sirve.
Sin que lo notara, quité la bobina y le ORDENÉ:
- Sentate allí y cosé este trapo.
A regañadientes lo hizo. Vió que no podía y dijo:
- Esto no anda.
Coloqué la bobina, subrepticiamente, y cosí.
- ¿...?¿Qué pasó?...
- Le faltaba esto (mostrándole la bobina).

Luego se puso a investigar el aparato y hacer preguntas.

- ¿A que se debe tu cambio de actitud? -pregunté-.

- Quería saber por qué sin esa "piecita" no andaba.
- ¿Curiosidad...?
-Sí, llamalo como quieras.

Mi actitud pudo parecer agresiva. Mi intencionalidad se fundaba en una transmisión de conocimientos.
(Esto lo escribo por si alguna vez -antes o después- lo lee).
Y no me importa lo que piense un alumno (o hijo) ahora, sino lo que recuerde de mí cuando NO nos veamos (caso Casabona ya citado).
===============================
Mariano Canepa:
La respuesta te la dió July C.
Te esperamos. Abrazo.
===============================
LauraGalletita:
Considero la Teoría de los Conjuntos como una imbecilidad elevada a la enésima potencia.
La raiz cuadrada de un número negativo; y los numeros imaginarios, otro tanto.
Como dice Don José Hernández:
Hay hombres que de su ciencia
Tienen la cabeza llena;
Hay sabios de todas menas,
Mas digo sin ser muy ducho:
Es mejor que aprender mucho
El aprender cosas buenas.

Si mi hijo estudiara "Arreglos Orquestales" no lo hubiera presionado para que supiera de mecanismos; pero sí sobre Do, Do#, Re(m), Sol, y sus variantes...

Creo que, el interés, se lo debe inducir el docente al asn... (perdón... quise decir: alumnO).
Por ello, este ejemplo reciente.
===============================
Leandro R.B.
¡Sos un guacho! (en Argentina significa "hábil, inteligente, sagaz"), y me hiciste reir grandemente con tu expresión "futuro ser humano".
Me gustó tu análisis. ¿La seguís? ¡Dale...!
===============================
July C.
¡'chas gracias por aparecer!
!Me hiciste ruborizar!, pero los opinadores no quedamos como "falsificadores" de comentarios.

PD: Agregué un enlace a: Educación Siglo XXI porque lo amerita.

Por el camino actual, ¿no desembocamos en eso?

El tema es IMPRESCINDIBLE para continuarlo debatiendo, ¿no?

¡¡¡Los espero!!!

Anónimo dijo...

Muy interesante la nota. Tal vez algo exagerado el video, pero ironiza cuál es la situación actual en la educación.
-Lamentablemente vimos como fue decayendo a partir de la década del 80. Tal vez porque no fuimos conscientes que libertad no es libertinaje.
-Tal vez, porque olvidamos el valor del orden (que no es autoritarismo)
-Sin orden, sin método no existe aprendizaje. Recuerdo a Sócrates, cuando se niega al ofrecimiento de escapar de su encierro, y se presta disciplinadamente a beber la cicuta. "Para no faltar al orden establecido". Que fue su constante prédica.
-Llegamos a épocas tan cursis,que por defender la democracia, se nos prohibía "corregir", pues derivaba de REGIR. Ante las quejas de los padres que sí apoyaban las correcciones.
-Llegamos al ridículo de entrar al aula diciendo."Qué quieren aprender hoy"...Y nos pasábamos el período jugando al supermercado.Sumaban y restaban muy bien...Y lo demás? Alpiste, fuiste!! Valoro la acción de psicólogos y pedagogos, pero unidos a los "pingos que están en la pista".Los docentes- De no ser así, sólo caemos en utopías y fracasos.Y en educación no se borronean papeles, se arruinan los niños, nuestro futuro. María Rosa

Corazón de Trapo dijo...

Totalmente de acuerdo con quién dice: el interés debe producirlo el docente.
-Disparador, motivación o incentivación- como quieran llamarle, es el tiempo mejor aprovechado. La habilidad del educador consiste en "cómo hacer para que esto guste, atrape". No esperemos que a los niños y-o púberes, le interesen los temas de la currícula. Siempre van a salir con el "PARA QUE ME SIRVE". Arduo es hacer entender, que los conocimientos forman una secuencia lógica. Algo así como una pared. Las primeras hileras de ladrillos, sostendrán a las que siguen. Hay pocos temas que disfrutan realmente. La tarea de hacer que se disfrute, en un clima alegre, distendido y ordenado tal vez sea el desafío más grande de un docente. Corazón de Trapo.

Enrique Pazo dijo...

Un juego que plantea Adrián Paenza.
¿Quién mira a quién? <=Clic
¿Se animan a resolverlo?
(Está la solución).

LauraGalletita dijo...

Quijote, mire que le tengo cariño...!
Cómo va a someter la teoría del conjunto de los números complejos a una apreciación personal?! Un docente! Y el bonito octeto que transcribió es dicho por el personaje gauchesco de su obra homónima "Martín Fierro", no por el mismo José Hernández (cuando uno crea un personaje ficticio, sea un héroe o un villano, no significa que lo que el villano haga, diga o piense, sean propios del autor) De todos modos ha despreciado un conocimiento abtracto que desarrolla el nivel del pensamiento de un modo monumental, con un "Considero la Teoría de los Conjuntos como una imbecilidad elevada a la enésima potencia" sin saber demasiado sobre ello, puesto que dicho conjunto numérico fue creado precisamente para resolver operaciones que no tienen solución de otro modo. La misma raíz cuadrada de menos cuatro pertenece a ese conjunto, también llamado de "Números Imaginarios"
Si los docentes sólo enseñáramos cosas "útiles" de modo directo, tendríamos un país lleno de operarios y obreros, sin científicos ni artistas.
Le parece que sólo quienes estudian Composición deben saber sobre armonía?
Me niego rotundamente a la idea de un país de hormigas. Yo no enseño para que mis estudiantes aprendan lo justo y necesario, para eso tienen la televisión. Yo enseño para que quieran lograr la excelencia. Querer lograr menos que eso no sirve para nada... para eso que sigan como están, que con eso alcanza.

Perdón que me haya puesto refunfuñona, pero ha tocado mi cuerda más sensible.

Un abrazo!